Encuentro en la calle de la Amargura

La noche ha caído en la ciudad. Hacia el convento franciscano camina, lentamente, un Nazareno llamado “el Ranero” mientras que, en la penumbra de la capilla de Santa Nonia, su Madre espera desconsolada su llegada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s